10 Trucos para dormir mejor

,

¿Problemas de sueño? Cada vez es mayor el número de personas que tienen este problema a pesar de que dormir es tan natural como comer o beber. La vida frenética de prisas y agobios, los malos hábitos o las preocupaciones pueden ser los responsables de estas dificultades para conciliar o mantener el sueño.

Si este es tu problema no desesperes, estas estrategias pueden ayudarte a dormir mejor:

    1. 1. Intenta acostarte y levantarte todos los días a la misma hora.No hay nada mejor para establecer una rutina que seguir un patrón fijo. Aunque no siempre lo podrás cumplir, es importante que te propongas ir a la cama y despertarte todos los días aproximadamente a la misma hora. No aproveches el fin de semana para recuperar horas de sueño, lo único que conseguirás es dormir peor el resto de la semana.
    2. 2. ¡Muévete!
      Te recomendamos hacer ejercicio para liberar la tensión y las preocupaciones acumuladas a lo largo del día. El deporte mejora tu estado de ánimo y te ayudará a dormir mejor. Deja como mínimo un par de horas entre el ejercicio y la hora de dormir, ayudarás a tu cuerpo a bajar el ritmo y prepararse para el descanso.
    3. 3. Cuidado con las siestas
      Aunque pueden resultar muy placenteras, nunca permitas que se alarguen más de 20-30 minutos porque pueden alterar el sueño nocturno. Si llevas una temporada despertándote frecuentemente durante la noche, tardando en conciliar el sueño, despertándote antes de tiempo…, te recomendamos que evites las siestas durante una temporada. Cuanto más falto de sueño estés, más fácil será que entres rápidamente en un sueño profundo y reparador.
    4. 4. Asocia la cama con el descanso.
      Ver la tele, trabajar, leer el periódico, hablar por teléfono… estas y otras muchas cosas pueden obstaculizar tu sueño si te acostumbras a hacerlas en la cama. Te recomendamos que utilices la cama sólo el tiempo justo y sobre todo para dormir. Tu cerebro tiene que asociar la cama con el descanso y no con otras actividades.Si no tienes sueño, si llevas un rato intentando dormir sin resultado o si te desvelas en mitad de la noche: sal de la cama, relájate  por ejemplo: leyendo algo que no sea demasiado enganchante o practicando alguna técnica de relajación y  vuelve a la cama solamente cuando literalmente te estés quedando dormido. No pierdas más tiempo mirando el techo y empeñándote en dormir a toda costa. Si te relajas, el sueño llegará solo.
    5. 5. Controla el consumo de sustancias excitantes.
      No tomes a partir de media tarde cafeína, teína, cacao o sustancias similares que puedan generarte nerviosismo e inquietud. Pueden interferir en tu descanso o provocar que te despiertes antes de tiempo sin darte cuenta.Algunos medicamentos, suplementos o complejos vitamínicos también pueden ser responsables de alterar tu sueño. Si crees que este puede ser tu caso, consúltalo con tu médico o farmacéutico.
    6. 6. Vigila cómo cenas y lo que cenas.
      No cenes en exceso ni te quedes con hambre. Normalmente las comidas copiosas hacen que tardemos en dormirnos y las comidas ligeras hacen que nos despertemos frecuentemente. ¡Busca el equilibrio!Recuerda que hay alimentos como los fritos o el chocolate que pueden interferir en tu descanso. La mejor solución: elaborar un menú equilibrado e intentar cenar todos los días a la misma hora, preferiblemente unas dos horas antes de acostarte.
    7. 7. Crea tu propio ritual de sueño.
      Intenta hacer siempre las mismas cosas antes de dormir como leer un libro, preparar la ropa del día siguiente, escuchar música relajante… Si siempre haces lo mismo, tu cerebro se va poniendo en “modo dormir” y caerás mucho antes en un sueño profundo.Las condiciones en las que tengas tu habitación y tu cama van a tener un papel importante en la calidad de tu sueño. Vigila la temperatura, la luz, el orden, la almohada, el ruido… Estos detalles pueden marcar la diferencia.
    8. 8. Cuidado con las pantallas.
      Estar expuesto a la televisión, el móvil, tablet… justo antes de acostarte puede, por el tipo de luz que emiten, interferir en tu sueño. Esta luz es azul y es la que el cerebro asocia con que es de día por eso no deberías percibirla al atardecer- anochecer porque puede ser la causa de tu insomnio. Aunque sería estupendo que te desconectaras antes de dormir, una alternativa es el uso de salvapantallas especiales que filtran esta luz y por tanto, hacen que no interfiera con tu sueño.
    9. 9. Practica la relajación y medita.
      Te aconsejamos que antes de dormir o cuando te desveles, practiques alguna técnica de relajación o de meditación. No te empeñes en dormir, simplemente intenta calmarte. Relajar la mente y el cuerpo es un remedio infalible para que el sueño te vaya invadiendo poco a poco.
    10. 10. No le des “vueltas a la cabeza” ¡Es momento de dormir!.
      ¿Cuándo te vas a la cama tu cabeza no para de dar vueltas? Una de las principales cosas que interfiere en el sueño son las preocupaciones y ¡¡por la noche suelen aparecer todas juntas!! Puede ayudarte anotar en un papel las preocupaciones y posponerlas hasta el día siguiente. Quizás te sorprendas al comprobar que muchas de tus preocupaciones nocturnas dejan de serlo con la luz del día.

 

Estos consejos le han ayudado a otras personas en tu situación a superar su problema de insomnio. ¿Por qué no intentarlo? No  queremos que te creas nada pero sí que lo intentes y seas tú mismo el que saques tus propias conclusiones.

¡Dulces sueños!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *