¿Aún no conoces los beneficios de meditar en grupo?

Todos los que meditamos sabemos que a pesar de los enormes beneficios que conlleva, en ocasiones se hace muy cuesta arriba. Encontrar el momento, conseguir silencio, aquietar la mente en mitad del ruido de nuestras vidas, mantener la constancia… Todos estos obstáculos  unidos a la soledad de la práctica, pueden suponer el principio del fin de nuestro propósito de meditar con regularidad.

Hoy sabemos que una de las mejores formas de conseguir este objetivo, es meditar en grupo. Veamos por qué:

  • Aumenta el compromiso. Nada mejor para establecer un hábito que comprometerte con otros. El compromiso que se establece con el grupo es una buena forma de acudir cada semana a las sesiones de meditación y continuar con la meditación diaria.
  • La unión hace la fuerza. Tener un espacio en el que compartir dudas, obstáculos, aprendizajes… es muy enriquecedor. Ver que otros pueden nos impulsa a superar nuestras barreras y a conseguir nuestro propósito. Tener un grupo que te sostiene es verdaderamente reconfortante.
  • Fluye mejor la energía. Somos energía y cuando meditamos en grupo, esa energía se multiplica. Las sensaciones son más intensas, los aprendizajes más fructíferos…
  • Enriquece la práctica personal. La interacción con el resto del grupo es una fuente de conocimiento. De la experiencia de los demás podemos aprender mucho y no sólo en lo relativo a la práctica sino a la forma de vivir en general. Las personas que meditan con regularidad cambian ciertos hábitos (alimentación, ocio…) y ver que otros lo consiguen, puede darnos el empujoncito que nos falta para modificar esas cosas que llevamos un tiempo aplazando.

Como ves, meditar en grupo nos aporta además de los beneficios propios de la meditación, otros muy interesantes que sobre todo, nos ayudan a mantener la práctica y a fortalecer el hábito.

Te animamos a que busques un espacio en el que poder meditar en compañía de otras personas. Como se suele decir: ¡la unión hace la fuerza!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *