BIENAVENTURANZAS DE LA FELICIDAD

  • Felices quienes pueden ver y valorar los pequeños- grandes milagros que se producen cada día en el mundo, desde el amanecer hasta la puesta de sol y se admiran y alegran con corazón de niño.
  • Felices quienes son capaces de prescindir de todo lo que les ata, porque ya son libres.
  • Felices quienes eligen cada mañana experimentar la ternura y la alegría.
  • Felices quienes cultivan la amistad y se sienten parte de la gran familia que todos formamos.
  • Felices quienes saben distinguir cada día que es lo necesario y que lo superfluo en su existencia.
  • Felices quienes siguen soñando, recuerdan sus sueños e intentan hacerlos realidad.
  • Felices quienes saben experimentar gratitud por todo los que la vida les ha regalado.
  • Felices quienes se reservan cada día unos momentos de silencio para entrar gozosos en su corazón.
  • Felices quienes saben compartir con los demás lo que tienen.
  • Felices quienes viven en la esperanza y la confianza.
  • Felices quienes tejen con paciencia y firmeza a su alrededor redes de solidaridad.
  • Felices quienes intentan descubrir en los demás lo positivo que tienen y disculpan sus errores.
  • Felices quienes disfrutan con la naturaleza y la cuidan como algo suyo.
  • Felices quienes hacen del amor y la solidaridad el propósito de sus vidas.
  • Felices quienes trabajan por la paz en su vida y luchan a la vez por la justicia en el mundo.
  • Felices los que aprenden de los errores y saben aprovechar las lecciones que la adversidad encierra.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *