Chucrut. Un súper alimento

Ya hemos hablado de los beneficios de las verduras crucíferas. El chucrut, una elaboración a base de repollo, también tiene muchos beneficios para la salud cardiovascular. Además ser rico en probióticos se ha comprobado que reduce la inflamación, mejora la salud intestinal y mejora la presión arterial. Además de reducir la concentración de triglicéridos y mantener los niveles de colesterol saludable.

Te animamos a que fabriques tu propio chucrut.

Ingredientes:

1 repollo entero

1 cuchara de jengibre fresco

2 zanahorias

1 vaso de jugo de apio

1 bote de cristal para cultivarlo

Modo de hacerlo:

Quita las hojas externas del repollo. Ralla o tritura muy finamente el repollo, la zanahoria y el jengibre (sin hacer puré). Mezcla los ingredientes e incorpora el jugo de apio. En un bote de cristal mete la mezcla presionándola para que no queden espacios en los que pueda introducirse el oxígeno. Llena el bote hasta arriba y pon en la parte superior las hojas externas del repollo. Cierra el frasco con su tapa y guárdalo en un lugar oscuro, a temperatura ambiente, durante 2 o 3 semanas. Una vez pasado este tiempo ábrelo y comprueba que no huele mal. Si el olor es desagradable, no lo consumas.

El chucrut puedes tomarlo en ensalada, aperitivo, o como guarnición. Además de aportar probióticos imprescindibles para tu intestino, va a contribuir a la mejora de tu salud cardiovascular.

Esperamos que lo disfrutes mucho. ¡Buen provecho!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *