Requisitos para disfrutar de un amor maduro

Sólo si eres capaz de  estar solo y sentirte a gusto contigo mismo serás capaz de estar bien con los demás.

Disfruta del tiempo a solas contigo mismo porque si huyes de la soledad, perderás los deliciosos frutos que esta te reporta: conocerte, paz interior, trabajar en tu crecimiento personal, mejorar, crecer…

Nuestra sociedad no nos enseña a estar solos y disfrutar de sus beneficios. Por el contrario nos bombardea con permanente estimulación (la televisión, el móvil, los  juegos…) Nos pasamos la vida en una carrera acelerada hacia no sabemos dónde, en una permanente actividad, en muchos casos sin sentido.

  1. Acéptate como eres, valórate y confía en ti mismo. Son requisitos indispensables para disfrutar de forma relajada y confiada de tu relación de pareja. Sólo si te aceptas y te respetas  serás capaz de pedir respeto a los demás.
  2. Cultiva tu paz interior y tu felicidad. Nadie puede dar lo que no tiene y ninguna relación te dará lo que no eres capaz de darte a ti mismo. No esperes que los demás llenen tu vida. Has de hacerlo tú y del mismo modo podrás ser una fuente de amor y de inspiración para los demás. Aprender a meditar nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos y disfrutar del silencio y la soledad.
  3. No te enredes en medir y calcular lo que el otro te da.  Si lo haces, solo encontraras frustración y enfado.
  4. Hacerle feliz debe ser tu mejor propósito. Haciéndole feliz, sin olvidarte de ti mismo, encontrarás parte de tu felicidad.
  5. Afánate para que  tu vida sea una vida rica y plena. Una vida en la que riegues y cultives y des la mejor versión de ti mismo en tu trabajo, con tu familia, con tus amigos, en tus aficiones, en tu crecimiento personal y como consecuencia de todo ello, en tu relación de pareja.
  6. Para amar necesitas de una sana autonomía e independencia. No pretendas que los demás llenen tu vida. Hacerlo sólo es el inicio del camino de la frustración y el desencanto.

Sólo se puede ser feliz, cuando dos personas se unen para compartir su felicidad”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *